lunes, 13 de mayo de 2013

1
ROLLITOS DE CANELA Y MIEL.

Me gustaría proponer un dulce que podéis tomar perfectamente como desayuno, postre o merienda, bien acompañado de un vaso de leche o un café.... Hay mil y una recetas parecidas a esta, solo que yo le doy mi toque personal, suele pasar que a medida que vas haciendo una receta, vayas adaptándola a tus gustos y los de los tuyos. Vamos allá:

Ingredientes (Para 24 rollitos) :

Para la masa: 600 gr harina ( más 1 taza y media para amasar), 1 sobre de levadura royal, 4 huevos, 230 ml leche tíbia, 110 gr mantequilla templada, 110 gr azúcar (o un poco más. si soys más dulces), 2 cucharadas de miel (yo usé de naranjo, porque le da un sabor diferente y especial) 1 cucharada de sal y 1 cucharadita de esencia de vainilla. 
Para el relleno: Media taza de azúcar, 2-3 cucharadas de canela, mantequilla templada para pincelar la masa, avellanas ( o cualquier fruto seco que os guste, y también podéis prescindir de ellas, a nosotros nos gustan mucho).
1 yema de huevo batido para pintar los rollitos antes de hornear. (Observad que yo me olvidé de pintarlos, y han quedado muy blanquitos).

Preparación:
  • Mezclar los huevos y el azúcar hasta hacer una pasta homogénea.
  • Añadir la leche, la levadura, las 2 cucharadas de miel y la mantequilla y remover bien.
  • Por último incorporar la harina. A mi me va muy bien tamizarla antes, ya que la mezcla la hago a mano, sin batidoras ni nada, y se queda el brazo hecho polvo.
  • Una vez bien mezclado y amasado, dejar reposar durante 1 hora en un recipiente limpio y seco con algo de harina para que no se peque la masa.
  • Teniendo en cuenta que la masa resultante está pensada para hacer unos 24 rollitos de canela, en este momento podéis decidir si hacerlos todos y congelar los que no vayáis a consumir, o utilizar la  mitad de la masa para rollitos y reservar la otra mitad para algo diferente. Yo hice dos mitades y usé una, y me salieron 13 rollitos.
  • Mientras la masa sube, picar en un mortero las avellanas y mezclarlas con la media taza de azúcar y las cucharadas de canela. (Si hacéis toda la masa, doblad cantidades o hacedlo a ojo).
  • Una vez a pasado la hora de reposo, y hemos decidido cuanta masa hacemos, hay que aplanarla con un rodillo sobre una superficie enharinada, dándole una forma rectangular. Poned a precalentar el horno!
  • Con un pincel de cocina, pincelar la superficie de la masa con mantequilla templada, la suficiente para cubrirla toda menos unos centímetros de uno de los extremos, para poder sellar bien el rollito.
  • Esparcir bien la mezcla de azúcar, canela y avellanas por la superficie, pasando el rodillo para que penetre bien en la masa.
  • Enrollar la masa con cuidado que no se nos rompa, hasta dejarla como veis en la foto. Sellad bien  el rollito para que no se abra durante el horneado.
  • Cortar dandole un grosor de 2 dedos a cada rollito. Ponerlos en una bandeja de horno con papel de hornear, algo separados los unos de los otros.
  • Dejar reposar en un sitio caliente y seco durante media hora para que incrementen su tamaño un poco. Pasado ese tiempo, pintar con la yema de huevo y hornear a 200º durante unos 15 o 20 minutos hasta que se vean doraditos y el azúcar se haya caramelizado. Es importante la yema de huevo para que tengan color, si no te quedarán como los míos, muuuy ricos pero blanquitos, jejeje...
No hace falta que diga que acompañados de un café están deliciosos... Los preparé anoche y es lo que nos hemos llevado todos de desayuno, y hace un rato he recibido un mensaje de mi chico diciendo que estaban tremendos!! Todo un cumplido, viniendo de alguien a quien no le gustan los dulces. Una pena, porque estuve trabajando en una panadería artesana, el se lo pierde ;).
También recomiendo que los probéis siguiendo el mismo método pero añadiéndole rodajas muy finas de manzana, espolvoreándolo igualmente con azúcar y canela... lo hice el invierno pasado y quedan unas tartitas de manzana realmente deliciosas!!
Es una receta algo laboriosa, por lo de los tiempos de espera, y que al hacer el rollito la masa suele pegarse y romperse si no se va con cuidado, pero merece totalmente la pena.
Lo bueno es que como utilizé la mitad de la masa y la otra mitad la tengo en una bolsita en la nevera, y la puedo usar para preparar rollitos de otro estilo para merendar o para mañana... creo que probaré de hacerlos saladitos! Espero que os guste la idea y que lo disfrutéis tanto como nosotros :)







1 comentarios:

Recetas de Azúcar y Orégano dijo...

Como siempre, tienen una pinta estupenda ^^

Publicar un comentario

Gracias por comentar! Me encanta saber vuestra opinión!!